En San Roque, agua no causó enfermedades intestinales

El agua potable de la parroquia de San Roque, en Antonio Ante, no fue la causante de las enfermedades gastrointestinales de la población, así lo afirmaron las autoridades de la Municipalidad. Aunque, si se registraron 60 personas con problemas estomacales, de ahí que, la Coordinación Zonal de Salud 10D002 emitió la alerta.

Ximena Pañafiel, gerente general de la Empresa Pública de Agua Potable y Alcantarillado de Antonio Ante (EPAA-AA), indicó que se tomaron muestras de agua desde el 11 de octubre hasta el 1 de noviembre, los técnicos de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA) fueron quienes realizaron los análisis bacteriológicos y clororesiduales del líquido vital en la parroquia.

Según Peñafiel, la empresa realiza sus propios estudios bacteriológicos, físico-químico bacteriológico y clororesidual “en todos estos análisis, nosotros no tenemos ningún inconveniente, el agua es apta para el consumo humano”, aseveró la funcionaria municipal.

Anunció que se tomaron muestras en los barrios de San Miguel, Santa Rosa y Sagrado Corazón. Así mismo, se analizó el agua que se encuentra en los tanques de distribución de Santa Martha.

Peñafiel aseguró que los exámenes realizados por el ARCSA estuvieron bajo una veeduría de los moradores de San Roque.

Aseguró que los resultados del ARCSA señaló que el agua no está contaminada y que apta para el consumo de la población. Rolando López, alcalde del cantón, aseguró que los problemas gastrointestinales fue un hecho aislado, que se sigue trabajando para averiguar e identificar causantes posibles.