Escultores buscarán ser parte del libro de Récords Guinness

Dos artistas ecuatorianos buscan ser parte del libro de los Récords Guinness destacándose en el arte de la escultura. Se trata de Pablo López, quien reside en San Antonio y Ricardo Villacis, ibarreño que vive en Alemania.
En total, son siete de los mejores escultores del mundo previamente seleccionados de diferentes continentes que recrearán y tallarán con motosierras en madera de roble la obra maestra de Leonardo da Vinci: La última Cena de Jesús, en escala a la pintura original.

Del 23 al 25 de septiembre se llevará a cabo el proyecto de escultura tallada con motosierra que se realizará en la república federal de Alemania.

Para Ricardo y Pablo estos retos forman parte de su diario vivir, en el año 2012 llegaron a ocupar la tercera casilla en el campeonato mundial de tallado con motosierras.

Ambos son escultores con una trayectoria reconocida que han dejado en alto el nombre del país.

Además, los escultores se han informado detalladamente sobre “La Última Cena” de Leonardo da Vinci, principalmente del personaje designado para cada uno de ellos, donde no solo plasmaran sus formas sino la expresión de valores humanos que a través de esta pintura propuso Da Vinci.

Pablo López empezó el tallado con motosierra hace 10 años. “Esta técnica vino desde Europa y es una combinación de arte con deporte”. Su viaje a Alemania está previsto para el próximo 18 de septiembre, donde tendrá unos días antes del evento para adaptarse al clima y la alimentación. Para Pablo, hablar de este récord es tener una “responsabilidad enorme, no solamente se muestra uno como escultor sino una cultura entera de un país, en este caso de Ecuador”.

Por su parte, Ricardo Villacis, quien reside en Alemania hace más de 20 años, dijo que sería un gran logro para el país. De igual forma, añadió que su idea con este arte es motivar a la gente que uno se puede proponer sueños y conseguirlos”. Además, aseguró que hace falta más apoyo al arte en motosierra en el país. Los escultores coinciden que la obra deberá adaptarse a las características, movimientos, proporciones, ubicación y más detalles de acuerdo a la pintura original.