Estudio revela la situación económica de las mujeres afro

mujeres-afro

Un estudio realizado por miembros de la Fundación Ayuda en Acción, sobre la situación de las mujeres afroecuatorianas que viven en las provincias de Imbabura y Carchi, señalan dos principales situaciones, Rosa Lara, técnica del área de la niñez del organismo, expuso el “Diagnóstico de la Mujer y el territorio Ancestral Imbabura y Carchi”

Lara señaló que el estudio se realizó en las dos provincias del norte del país y que se centró en la situación en la que viven las mujeres rurales de estas zonas, sobre todo mujeres afrodescendientes.
Como primer punto, explicó que el diagnóstico de la situación de este grupo humano, se realizó a través de las Comisiones de Vida, las cuales analizaron aspectos como violencia de género y situación económica de las mujeres.

Un punto analizado fue el acceso a la vivienda, al respecto Lara mencionó que las mujeres tienen vivienda, pero de las entrevistadas, muy pocas tenían el título de propiedad a su nombre, las casas se encuentra como propiedad de sus padres o esposos. De igual manera, dijo que aun cuando las comunidades cuentan con los servicios básicos, sin embargo, sus condiciones de vida no son las más adecuadas.

“La población afroecuatoriana no tiene tierras, especialmente las mujeres. La memoria colectiva de las mujeres, dice que el pueblo afro es un pueblo flotante porque no tiene tierras”, añadió Lara. También dijo, que las mujeres que cuentan con un terreno es porque lo heredaron de sus padres o abuelos, estos lotes antes fueron huasipungos y lo tomaron como parte de pago.

La producción agrícola de las mujeres se realiza en terrenos alquilados, no cuentan con un espacio de producción propia.

En el caso de acceso a la educación, el informe indica que la mayoría de mujeres mayores estudiaron solo la primaria, son las jóvenes quienes lograron un nivel más alto de estudio como es el bachillerato y en algunos casos cursaron carreras universitarias. Los “Banquitos Comunitarios” es un método que realizan las mujeres para obtener ganancias al fin del año, el dinero se destina a los estudios o para sustento de la familia. La mayoría son cabezas de hogar.