Exigen justicia por la muerte de la joven ibarreña Camila Aguilera

El 16 de junio de 2022, será una fecha que la familia Aguilera Sierra jamás olvidará. El sueño de Isabela Camila de convertirse en médico se vio truncado por un hecho confuso en el que perdió la vida. Al inicio pensaron que la joven de 21 años se habría suicidado, lanzándose desde el piso 16 de un edificio en la capital, sin embargo, luego de indagar los hechos, están seguros de que su pareja, un ciudadano de 23 años de edad, oriundo también de Ibarra, estaría involucrado en su fallecimiento.

El parte policial refiere que aquella noche, Camila estaba en el departamento 8 del piso 16 de un edifico ubicado en las calles Portugal y Luxemburgo. Una alerta del ECU 9-1-1 permitió que miembros policiales llegaran al sitio en donde la joven perdió la vida y estaba sobre la calzada. Según el reporte la hermana gemela de la joven dio a conocer que estaban libando en dicho inmueble, pero Camila tuvo una discusión con su novio y luego saltó por la ventana. Paramédicos llegaron al lugar, pero comprobaron que ya no tenía signos vitales, por lo que personal policial de Dinased y Criminalística, realizaron el levantamiento del cadáver.

Luego de realizar el trámite correspondiente, el féretro de Camila llegó a Ibarra, en donde sus familiares lloraron su partida y le dieron el último adiós, sepultándola en el cementerio Jardín de Paz. La joven cursaba la mitad de la carrera de Medicina, pero el confuso hecho cortó su sueño y sumió en el dolor a su familia, quien ahora clama por justicia.

La hermana, tía y madre de Camila Aguilera llegaron hasta la Asamblea y por primera vez, hicieron público el caso. María Sol, hermana mayor de la joven, mencionó que le molestaba enterarse de que el enamorado de su hermana le minimice.

Al hablar del cadáver de su hermana su voz se quebró y relató que su Camila tenía las manos moreteadas y golpes en la cabeza. “Independientemente del informe forense de cómo fue la caída, ella ya tenía agresión física anterior, aseguró María Sol.

Para ella la historia no quedó clara y podría dar un giro, ya que pensaron al inicio que se trató de un suicidio, pero los testimonios apuntan a un posible femicidio. “El detonante fue que a ella le transmitieron un video en donde él le estaba siendo infiel, mi hermana le fue a reclamar y él se enfureció. Todos los que estaban ahí vieron como él le empezó a pegar, y ella también se defendió. Desaparecieron los dos, luego lo vieron salir de un dormitorio en donde él asevera, Camila se botó, todos salieron a ver y encontraron a mi hermana tirada en el piso, en el concreto”, concluyó.

Por su parte su madre, Janneth Sierra, dijo que luego de la muerte de su hija pudieron enterarse de algunas cosas que la joven vivía en su relación, como violencia física y psicológica, por lo que llegaron hasta la Asamblea.