Finaliza un Mundial apasionante

Han sido días de fiesta, gran expectativa, de ilusiones y también de fracasos. Hasta nos hemos olvidado, momentáneamente, de los problemas. El Mundial de Catar 2022 permitió sentir, más allá de las críticas y el interés para empañar su realización, que el fútbol mueve sentimientos y pasiones. Hoy, el mundo estará pendiente de la final para saber qué selección levantará la Copa tan anhelada. Los sudamericanos tuvimos fe en quienes nos iban a representar, pero la suerte de unos no la tienen otros. Brasil, un favorito se quedó en el camino, pese a los festejos adelantados y exagerados; Uruguay y Ecuador corrieron con igual suerte, pero queda Argentina que puede darnos el alegrón que los latinos esperamos.