Fuerte temporal perjudicó a San Pablo

Las fuertes precipitaciones de los últimos días, han causado varios incidentes en el cantón Otavalo, tanto en la zona urbana como rural. En este contexto, la parroquia San Pablo del Lago no ha escapado a esta realidad, pues la captación de agua y planta de tratamiento de La Rinconada sufrieron taponamientos.

“Se ha producido el aumento del caudal en la quebrada que viene al sector de La Rinconada y la quebrada de La Compañía, que es una captación de agua que tenemos conjuntamente con la Regional Morashuayco”, informó Diego Benavides, gerente general de la Empresa Pública de Agua Potable y Alcantarillado de Otavalo (Emapao).

Según el funcionario, en lo alto de la montaña este tipo de problemas suelen darse continuamente cuando llueve fuerte, pues existen derrumbes que acrecientan al caudal, el cual va arrastrando piedras, maleza y demás escombros, que terminan taponando la captación.

“Este material comienza a llenar los desripeadores y los sedimentadores, algo que limita el flujo de agua, haciendo que ya no pueda ingresar a la planta de tratamiento, por lo que se genera desabastecimiento”, explicó.

Para que la falta del líquido vital no sea total, en el año 2013, la Municipalidad, con Mario Conejo como alcalde, habría implementado un proyecto complementario en la zona, a fin de accionarlo en estos casos.

“Este proyecto que valió más o menos USD 250 mil dólares, consiste en una estación de bombeo para abastecer de agua potable a la cabecera parroquial de San Pablo, así como a varias comunidades como Araque y de la parte alta”, acotó Benavides, para luego referirse a las labores de limpieza que también se efectuaron.

Conjuntamente con la Regional Morashuayco, además de efectivos policiales de San Pablo, personal de Emapao ingresó en los últimos días a la zona afectada, para realizar las labores de limpieza pertinentes, con el propósito de normalizar el sistema de captación y de tratamiento del agua.

“Lamentablemente por la topografía del lugar no puede ingresar maquinaria, por lo que los mantenimientos han sido manuales, algo que conlleva tiempo. Sin embargo, al momento tenemos ya finiquitado este trabajo y el servicio está restablecido desde el martes (17 de enero)”, finalizó.

Es propicio indicar que la limpieza en la captación demoró aproximadamente 5 días, durante ese tiempo se solventó la demanda de agua con la estación de bombeo citada.

Lo último: