Fuerzas Armadas volvió a tomarse la cárcel imbabureña

Fuerzas-Armadas

Una nueva intervención se ejecutó en el Centro de Privación de Libertad Nro 1 de Imbabura. El operativo se extendió hasta la tarde del último miércoles y, a pesar de haber ‘vaciado’ el sitio de artículos ilegales el último 1 de febrero, los uniformados nuevamente encontraron decenas de novedades en las celdas.

Lo que sucedió

El Bloque de Seguridad, conformado por Policía Nacional y Fuerzas Armadas, llegó al lugar antes de las 06:00. Sin dar tiempo a los reclusos de deshacerse de sus pertenencias, irrumpieron en todas las celdas y trasladaron a los reos hasta los patios, únicamente portando una pantaloneta. 

Mientras los privados de libertad permanecieron sentados en los patios, los uniformados recorrieron los espacios donde ellos descansan. Esta vez los militares ingresaron un artículo que puso en ‘jaque’ a los residentes del sitio, ya que se dotaron de un georradar, que detectaba objetos extraños, incluso en medio de paredes y debajo del piso de cemento. 

Los internos recibieron el desayuno y comieron en los patios, todo de forma ordenada y recordando la doctrina militar que recibieron las primeras semanas del mes pasado. Poco a poco iban sacando los artículos de los distintos espacios y el georradar fue dando alertas positivas en algunas paredes. Ni siquiera los colchones y almohadas se salvaron de la revisión, ya que sacaron al patio todo el menaje para ver si no había algo oculto. 

Principales resultados

Horas más tarde los militares dieron a conocer que, en esta ocasión, se decomisaron: 21 terminales móviles, 46 accesorios de celular, 52 armas cortopunzantes, una cama metálica, dos barberas eléctricas, cuatro cadenas, 18 fundas con sustancias estupefacientes sujetas a fiscalización (marihuana), un parlante, cinco cortaúñas y dos calentadores de agua eléctricos. 

Personal de la Jefatura de Investigación Antidrogas de la Subzona Imbabura, Policía Judicial y Unidad de Criminalística, fijaron y levantaron las evidencias, para luego ponerlas a órdenes de las autoridades competentes.

Los militares informaron que, a diferencia de la vez pasada, no se quedarán tomando el control en el sitio y destacaron que en esta cárcel, no encontraron armas de fuego en poder de los privados de libertad.

Lo último: