Giro de Italia 105 presentó a los 22 equipos protagonistas

El primer gran evento ciclístico del presente año está a la vuelta del equipo, el Giro de Italia, en su edición número 105 arrancará mañana. Al final, cuatro son los ecuatorianos que tomarán parte en la ronda italiana.

Este miércoles en Hungría, se realizó la presentación oficial de cada uno de los equipos participantes.

Entre esas escuadras están: Ineos Grenadiers, Drone Hopper-Androni Giocattoli y EF Education-EasyPost, conjuntos que cuentan con presencia ecuatoriana. Por ejemplo, los carchenses Richard Carapaz Montenegro y Jonathan Caicedo Cepeda.

Antes las ausencias de Pogacar, Roglic y el defensor del título Egan Bernal, la lista de favoritos la encabeza Richard Carapaz (Ineos), ganador en 2019, campeón olímpico y a los 28 años en su plena madurez. El ciclista carchense encabeza un potente equipo que incluye a Richie Porte, Sivakov, al también ecuatoriano Jhonatan Narváez y al español Castroviejo. Los candidatos a la maglia rosa son numerosos, empezando por Joao Almeida (UAE Emirates), de 23 años, con dos top ten en el Giro, el colombiano Iván Sosa, reciente ganador de la Vuelta a Asturias y hombre fuerte del Movistar para la general.

En su apoyo la experiencia de Alajendro Valverde, que buscará un triunfo de etapa en su despedida del Giro. También buscarán plaza de podio el francés Romain Bardet (DSM), reciente vencedor del Tour de los Alpes, el británico Simon Yates (BikeExchange), con deudas pendientes en el Giro, y sobre todo Miguel Ángel «Supermán» López, líder del Astana, apoyado por el veterano campeón de las tres grandes Vincenzo Nibali. Las opciones españolas pasan por Mikel Landa, Pello Bilbao y el golpe de clase que pueda tener Valverde.

Las montañas siguen siendo predominante en el recorrido, con la subida al monte Etna en la cuarta jornada y el Blockhaus camino del Mortirolo en la segunda semana, además del Pordoi y Fedaia (Marmolada) en la última. La maglia rosa se conseguirá en las montañas. El Giro irá dando saltos geográficos. Las tres primeras etapas se disputarán en Hungría, en Budapest, una asignatura postergada por la pandemia y que comenzará este viernes con un final muy interesante en Visegrád, con 5 km de ascenso al 5% de desnivel.

El sábado 7 se disputará la crono que suele ser habitualmente de apertura, con 9 km en Budapest, con un repecho de kilómetro y medio al 6% en la llegada. Una llegada para esprinters en el lago Balaton cerrará el periplo magiar el domingo.

El Giro saltará a Sicilia, que albergará dos etapas. Espera el Etna (23 km al 6%) el cuarto día de carrera. De vuelta al continente y tras dos esprints en Messina y Scalea, llegará una interesante jornada de media montaña, el viernes 13, en Potenza, superando el Passo Colla (2ª), Monte Sirino (1ª), Monte Scuro (2ª) y La Sellata (2ª) a 24 km de meta. Será el anticipo de un atractivo segundo fin de semana, con un sinuoso circuito semiurbano en Nápoles y el segundo final de alta montaña el domingo 15: el Blockhaus (14 km al 8,5%), precedido por el Passo Lanciano (10 km al 7,5%). La segunda semana puede ser bonita para los esprinters.

Contando la décima etapa camino de Jesi, los velocistas podrían tener cuatro «volatas» consecutivas, ya que luego Reggio Emilia, Génova y Cuneo son llegadas planas. El Giro se anima el sábado 21 en un circuito alrededor de Turín que incluye el Superga, el Colle della Maddalena y el Parco del Nobile a solo 4 km de meta. El domingo 22 llegan tres señores puertos importantes: Pila-Les Fleurs (1ª), Verrogne (1ª) y final en Cogne (2ª) antes del último descanso.

La jornada reina se disputará el martes 24 de mayo. La «superetapa» incluye en su menú el Goletto di Cadino (1ª), Mortirolo (1ª) por Edolo, el Teglio, no puntuable y el Valico di Santa Cristina (1ª). Al día siguiente más madera, el Tonale, no puntuable, para entrar en calor de salida, y luego el Giovo (3ª), Vetriolo (1ª) y Monterovere (1ª) a solo 8 km de la llegada en Lavarone.

El ultimo fin de semana puede ser decisivo. El viernes 27 cuatro ascensos, incluyendo el paso por Eslovenia, con el Kolovrat (1ª)- y llegada en el Santuario di Castelmonte (2ª). El sábado jornada de 167 km) con tres puertos muy serios, el San Pellegrino (1ª), el Pordoi (Cima Coppi de este año) y final en la Marmolada (1ª). La carrera se cerrará el domingo 29 con una CRI conocida por casi todos, 17 km en Verona con la subida a Torrecella Massimiliana y final en la Arena, donde entró victorioso Richard Carapaz en 2019. .

Las etapas del 105 Giro de Italia (6 al 29 de mayo): Día Etapa Recorrido Km 6 1a. Budapest – Visegrad (195 km)7 2a. Budapest – Budapest (CRI,9,2)8 3a. Kaposvar – Balatonfüred (201 km)9 Jornada de descanso10 4a. Avola – Etna (166 km)11 5a. Catania – Messina (172 km)12 6a. Palmi – Scalea (192 km)13 7a. Diamante – Potenza (198 km)14 8a. Nápoles – Nápoles (149 km)15 9a. Isernia – Blockhaus (187 Km)16 Jornada de descanso17 10a. Pescara – Jesi (194 km)18 11a. Santarcangelo di Romagna – Reggio Emilia (199 km)19 12a. Parma – Génova (186 Km)20 13a. San Remo – Cuneo (157 Km)21 14a. Santena – Turín (153 Km)22 15a. Rivarolo Canavese – Cogne (177 Km)23 Jornada de descanso24 16a. Saló – Aprica (200 Km)25 17a. Ponte di Legno – Lavarone (165 Km)26 18a. Borgo Valsugana – Treviso (146 Km)27 19a. Marano Lagunare – Sanctuaire de Castelmonte (178 Km)28 20a. Belluno – Marmoloda (Passo Fedaia) (167 Km)29 21a. Verona-Verona (CRI) (17 Km) – Últimos vencedores: . 2021. Egan Bernal (COL). 2020. Tao Hart Geoghegan (GBR). 2019. Richard Carapaz (ECU). 2018. Chris Froome (GBR). 2017. Tom Dumoulin (PSB). 2016. Vincenzo Nibali (ITA). 2015. Alberto Contador (ESP). 2014. Nairo Quintana (COL).

También los sucumbienses Alexander Cepeda Ortiz y Jhonatan Narváez Prado.

El ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos Grenadiers), uno de los máximos favoritos a ganar Giro de Italia que comienza este viernes en Budapest, se mostró confiado en luchar por la maglia rosa liderando un equipo “fuerte”.

“Llega un objetivo nuevo y un reto muy personal. Correr el Giro con un equipo fuerte es muy importante, quiero hacerlo lo mejor posible e intentar ganar”, dijo desde Budapest el líder del Ineos.

El Giro, después de su victoria en 2019 con el maillot del Movistar, tiene un significado especial para el corredor que convulsionó Ecuador con la maglia rosa. Sus recuerdos también se refuerzan con su primer triunfo de etapa en Montevergine en 2018. Tres años después del triunfo de 2019, Carapaz se considera un corredor diferente.