Gobierno ecuatoriano reduce al 3,5 % el Impuesto a la Salida de Divisas

El Gobierno de Ecuador anunció que el Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) bajará al 3,5 %, en un proceso que prevé llegar en diciembre al 2 %, según informó el Ministerio de Economía.

El ISD, que a principios de año se ubicó en el 4 %, bajó del 3,75 % al 3,5 %, según precisó la fuente en un comunicado emitido este sábado.

La medida busca dinamizar la economía y forma parte de un plan del Gobierno del conservador Guillermo Lasso para reducir algunos impuestos, con el objetivo de reactivar el nivel de consumo entre los ciudadanos.

Según el ministro de Economía, Pablo Arosemena, con este tipo de medidas se busca poner «más dinero en el bolsillo de los ecuatorianos».

El titular de la cartera de Finanzas apuntó que para el Gobierno el ISD, que a mediados de 2021 era del 5 %, encarecía los bienes importados y que su reducción, además de reactivar el consumo, atraería más inversiones al país.

Arosemena recordó que se han reducido ya las tarifas de varios impuestos como el de la Renta (IR), que a criterio del Ejecutivo incidía en la clase media; además de la tasa conocida como Rimpe, dirigida a los pequeños emprendedores.

También los impuestos al Valor Añadido (IVA) durante los puentes festivos para incentivar el turismo, a los Consumos Especiales (ICE) en productos de consumo masivo, armas y municiones; aranceles de casi 700 productos importados, y las tasas turísticas «Eco Delta» y «Potencia Turística», para aupar dicha actividad.

Arosemena insistió en que cuando el Gobierno de Lasso comenzó su gestión, en mayo de 2021, el ISD era del 5 %, que en 2022 se redujo al 4 % y que este año se prevé que termine en el 2 %.

El anuncio de la cartera de Economía se dio en un momento en que el país está abocado a un proceso electoral extraordinario debido a que el presidente Lasso invocó a la llamada «muerte cruzada» en mayo pasado, un mecanismo constitucional por el cual disolvió el Parlamento, recortó su mandato a la mitad y convocó a comicios anticipados.

Esa decisión se dio en un momento en que la Asamblea Nacional (Parlamento) debatía la posible destitución del gobernante en un juicio político en el que era acusado por un presunto peculado (malversación), que él niega.

Las elecciones presidenciales y legislativas están previstas para el próximo 20 de agosto y las autoridades que resulten elegidas completarán el periodo 2021-2025 que debía cumplir Lasso, pero que ha quedado recortado debido a su decisión de invocar la «muerte cruzada»

Subscribe
Notify of

Lo último: