Guillermo Lasso se queda en Quito y no viajará a cumbre de la Celac

El presidente de Ecuador, el conservador Guillermo Lasso, optó este lunes por no viajar finalmente a Buenos Aires para participar en la séptima cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), según indicó a EFE una fuente del Ejecutivo ecuatoriano.

Pese a que inicialmente había confirmado su presencia en la cita, como informaron a EFE el viernes fuentes oficiales del Gobierno argentino, Lasso cambió de idea en las últimas horas y decidió permanecer en Quito, por lo que el máximo representante de Ecuador en la cita será el canciller, Juan Carlos Holguín.

El jefe de Estado ecuatoriano prefirió permanecer en el país tras haber regresado a Ecuador en la madrugada del domingo, luego de una gira internacional de nueve días que lo llevó por Madrid, Davos (Suiza) y El Vaticano, y tras surgir nuevos audios de un presunto entramado de corrupción que supuestamente involucra a su cuñado.

Este lunes dimitió el secretario de la Política Pública Anticorrupción de Ecuador, Luis Verdesoto, después de que se cancelara la presentación de un primer informe de su oficina sobre las supuestas irregularidades ocurridas en empresas públicas.

Entre las empresas públicas involucradas está la Corporación Nacional de Electricidad (Cnel) y Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec), según una serie de audios difundidos por el medio digital La Posta en los que se afirma que el empresario Danilo Carrera, cuñado de Lasso, es el «padrino» de este supuesto entramado.

Los audios difundidos se atribuyen a presuntos integrantes de esta red, entre ellos el expresidente de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO) Hernán Luque y otras personas identificadas como Leonardo Cortázar y Rubén Cherres.

Este último llega a mencionar un presunto pago de 30.000 dólares mensuales «a Danilo», según una de las grabaciones.

Carrera, que en el pasado fue presidente del Comité Olímpico Ecuatoriano (COE) y directivo del Banco de Guayaquil, del que también ha formado parte el presidente Lasso, rechazó las denuncias y demandó judicialmente una indemnización de 500.000 dólares al periodista Andersson Boscán, que publicó los audios.

En semanas previas, la presencia de Lasso en Buenos Aires estaba también en duda, ante las diferencias entre Argentina y Ecuador por la decisión del Gobierno del peronista Alberto Fernández de dar asilo diplomático a María de los Ángeles Duarte, exministra del izquierdista Rafael Correa (2007-2017), con una condena firme por corrupción.