Más de 2 mil sellos entregados a familias en Imbabura

Son más de 2 500 productores que cuentan con el sello de agricultura familiar campesina en Imbabura, pero ¿De que sirve contar con este distintivo?

El sello de agricultura familiar campesina, de acuerdo a Romero Flores, técnico del área de comercialización de la dirección distrital de Imbabura del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), es un distintivo de origen social del producto, es decir, no garantiza que el producto es orgánico ni es una certificación de calidad.

“Lo que el sello hace es garantizar que el producto viene de pequeños productores como centro de producción a la familia”.

Este sello tiene dos etapas: el registro y el otorgamiento del mismo, “se los puede otorgar a las personas que tengan producción primaria como frutas, hortalizas o que tengan buenas prácticas agrícolas dentro de sus productos que es una certificación de calidad, o aquellas que hayan pasado por las comunidades de aprendizaje”. Flores explicó que en estas comunidades de aprendizaje hay 12 módulos y una vez que lo culminan reciben el sello.

Asimismo, cada agricultor debe tener una actividad agroproductiva, “el 60 % de la mano de obra que utilice en el predio debe ser familiar con una persona a tiempo completo, y el vínculo territorial, es decir, un productor no tiene que vivir más allá de 50 kilómetros de donde realiza su actividad productiva”.

Por ejemplo: si un productor vive en Ibarra y tiene su finca en Otavalo no hay problema”. Flores dijo que se busca garantizar la vinculación a los mercados en los espacios de comercialización. William Pozo, del MAG, también indicó que fomentan el desarrollo productivo sustentable con enfoque agroecológico, para cambiar los cultivos convencionales hacia uno sano y nutritivo.