Inocentes en San Gabriel esperan a 14 mil turistas

El próximo 28 de enero desde las 14:00 por las principales calles de San Gabriel, en el cantón Montúfar, en la provincia del Carchi, más de 1 000 participantes de 30 grupos, participarán en el tradicional ‘Baile de Inocentes, Patrimonio Cultural Inmaterial del Ecuador”.

El pasado 22 de abril, el Ministerio de Cultura y Patrimonio, entregó la certificación a la fiesta del Tradicional Baile de Inocentes Patrimonio Cultural Inmaterial del Ecuador.

Los 14 mil turistas locales y extranjeros, que se congregarán por las principales calles de la ciudad, disfrutarán del baile, bromas y la picardía de los personajes como el diablo, el payaso, los abuelos, la novia adelantada, el cura, el oso y el cazador, representado por niños, niñas, jóvenes y adultos darán vida a esta celebración del norte del país.

Oswaldo Cepeda, jefe de la Unidad de Cultura del GAD Montúfar, informó que este año, los barrios, comunidades, instituciones educativas, públicas, privadas, familias, grupos culturales, instituciones financieras, grupos de amigos, participarán en las categorías inocenticos, urbano, rural y general.

Los grupos participarán con un mínimo de 10 parejas y un máximo de 30 parejas, se premiará del primer al quinto lugar; así como el mejor personaje y payaso disfrazado. Mientras que, el jurado calificador, considerará los siguientes parámetros: Presentación de personajes, participación del grupo con el público, baile y desenvolvimiento en el trayecto, creatividad incorporando nuevos elementos simbólicos, originalidad en la expresión corporal y organización.

El Gobierno Autónomo Descentralizado de Montúfar, entregará 19 mil 900 dólares en premios económicos en el XXIII concurso del Tradicional Baile de Inocentes Patrimonio Inmaterial del Ecuador.

El Baile de los Inocentes tiene su origen a inicios de 1940, según testimonios y datos biográficos recogidos en la investigación y plasmado en el libro “El Tradicional Baile de Los Inocentes, patrimonio vivo del pueblo de San Gabriel” a partir del mestizaje y herencia de celebraciones andinas con la Fiesta de Santos Inocentes.

En la actualidad esta manifestación tiene un fuerte carácter de cohesión e integración social en la identidad local. Se cree que con el paso de los años, ciertas familias, recordando festividades antiguas, revivieron estas celebraciones, pasando las caracterizaciones a lo urbano y así se masificó el baile, con la organización de los líderes barriales, según explicó el investigador Carlos León, en una publicación de la Casa de la Cultura.