ES NOTICIA

miércoles, 12 junio 2024
miércoles, 12 junio 2024

Investigan el asesinato de un taxista, en Ibarra

Asesinato

El juez de la Unidad Judicial Penal de Imbabura con sede en el cantón Ibarra, luego de llamar a juicio a los implicados en el crimen Huber Parmenides P., de 62 años de edad, solicitó al personal de Policía Judicial de Imbabura la localización y captura del ciudadano Josué Robert G., quien ha sido identificado por los procesados, como el causante de la puñalada que terminó con la vida del taxista informal, hecho ocurrido el pasado 6 de octubre en la parroquia de Alpachaca. Lo único que se conoce del prófugo es que es oriundo de la provincia de Esmeraldas y la Policía ha realizado varias intervenciones para dar con su paradero, sin obtener resultados positivos.

Todos lo incriminan

Lo que los implicados mencionaron en su testimonio, es que Josué Robert G., es un joven afrodescendiente de contextura delgada, estatura baja y aproximadamente 25 años de edad. Los tres coincidieron en que, una de las jóvenes se sentó junto al fallecido, otra en la parte de atrás, junto al prófugo, quien iba en la mitad, y el otro implicado junto a uno de las ventanas.

En su versión dieron a conocer que pidieron al taxista que los lleve hasta una licorería del sector y, en el camino, el prófugo habría sacado un cuchillo, con el que amenazó a conductor, tomándolo del cuello. Una de las jóvenes manifestó que, supuestamente, el hoy occiso fue pasado a la parte de atrás del vehículo y Leyner Javier L., se puso al frente del volante y tomó unas monedas. 

Las jóvenes dijeron que no vieron el momento en que el hombre fue apuñalado, solo se percataron de que estaba lleno de sangre y avanzaron en el automotor hasta el sector de Lomas de Azaya. El procesado, por su parte, dijo que su prima y el sujeto prófugo, bajaron al taxista en el sector conocido como “Miduvi”, y luego dejaron el vehículo cerca de la iglesia de San Francisco de Azaya, minutos más tarde. El sospechoso de propinarle la puñalada al hombre, tenía manchas de sangre en su ropa.

Les dejaron lo robado

El presunto autor de la puñalada que mató al taxista, llegó junto a los sospechosos al mismo inmueble donde tomaron el taxi, en el sector de Azaya, y les pidió a las jóvenes que escondieran el celular y radio del vehículo sustraídos. Continuaron en dicha casa hasta que un hombre llegó y les informó que les estaban culpando por un crimen, pero cuando todos se percataron, Josué Robert G., salió del sitio y huyó. Minutos más tarde, el resto de implicados fueron detenidos.