Kimberly se despide tras dos años de reinado

Su deseo es participar en un Miss Ecuador, pero por la falta de requisitos no podría. Sin embargo, en sus dos años como reina de Ibarra Kimberly Borja realizó varias acciones sociales, aunque asegura que faltó más apoyo.

Fue en octubre de 2020, en un evento virtual y con poca asistencia de público ante la pandemia, que Kimberly recibió la corona y la banda de Reina de Ibarra. Pero el año anterior continuó su reinado, ya que por el covid-19 se generó una crisis y las actividades aún estaban restringidas.

Es tecnóloga en administración turística y hotelera, visitó EL NORTE y contó que la experiencia fue enriquecedora, “no ha sido fácil, fue un reto demasiado grande. Al inicio existe mucha ayuda pero al final ya son muy pocos los que se quedan”.

Acompañada de su mamá, Sandra Borja, también indicó que pedir ayuda “fue un poco complicado por el tema de la pandemia y un sinfín de circunstancias”.

Pese a ello, Kimberly Daniela Borja aseguró que se siente feliz “porque he podido lograr, quizá no el 100 %, todos los proyectos que tenía planteado”.

Durante su reinado, que concluye el próximo 24 de septiembre, llegó a varios sectores del cantón con proyectos como campañas médicas visuales y ayudas sociales. Niños, jóvenes y adultos mayores han sido los principales beneficiarios. Comida, ropa y juguetes ha logrado entregar Kimberly, con ayuda de su familia, a personas en situación de calle.

También realizó talleres de violencia intrafamiliar y del suicidio, sobre este último dijo que es un tema “bastante fuerte”, y pudo llegar con diferentes campañas al ser portavoz.

“Me siento feliz también porque pude ejecutar mi proyecto con el que entré como candidata”.

‘Ibarra aprovecha, cuida y aprende” fue el proyecto que ejecutó la reina en un taller de manualidades con materiales reciclados, que tuvo como objetivo principal utilizar los recursos para crear pequeños emprendimientos.

La mayoría de personas que asistieron a este taller realizado por Kimberly fueron madres solteras, “me llena mucho y me siento satisfecha por ese aporte que pude brindar a la sociedad”.

Kimberly considera además que es bueno tener una reina o representante de la mujer ibarreña, “realizamos labor social, en este caso no tiene nada que ver con la belleza efímera, más bien, con el amor que uno tiene con la ciudad”.

Es oriunda del Valle del Chota y también habló sobre la actual Miss Ecuador, Nayelhi González, “me sentí emocionada, qué bueno que ella pueda ser un reflejo de la diversidad étnica que existe en nuestro Ecuador, muchas personas pueden decir -no me representa-, pero también se olvidan que estamos abarcando diferentes culturas en nuestro país”. Además, expresó su emoción por la reina de Guayaquil, María del Cisne Montes, que también es afro.