La lucha por el acenso a la Serie A no será nada fácil

Aún no se conoce una fecha exacta para el arranque del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol Serie B 2023. Sin embargo, para el Imbabura Sporting Club y los otros nueve clubes que ya se centran en lo que será su participación en la próxima temporada, el camino en busca de los cupos que los lleven a la serie de privilegio no será nada fácil.

Con el descenso de los equipos Macará de Ambato y 9 de Octubre y el ascenso de conjuntos como el Club Social y Deportivo Vargas Torres y Cuniburo Fútbol Club todo apunta que, en el presente año, el segundo torneo de balompié más importante en el país de la Mitad del Mundo, promete ser altamente competitivo.

El Imbabura Sporting Club volverá a ser el único equipo de la “Provincia de los Lagos” que encare este certamen.

Sin embargo, en esta temporada ya no contará con los servicios de varios de los jugadores que destacaron en el pasado campeonato. Por ejemplo: los ofensivos Alejandro Tobar Luna y Kevin Rodríguez Cortez.

Del primero aún no se conoce cuál será su próximo destino aunque su anhelo es llevar su talento y goles a uno de los equipos de Primera División.

En cambio, Rodríguez pasó a ser parte del actual campeón de la Copa Sudamericana. Se trata del Independiente del Valle.

Por ese motivo, el cuadro gardenio está obligado a buscar a los reemplazantes de estas dos jóvenes figuras, ya que, además, se quedó sin dos de sus principales cartas de gol. En el torneo 2022, Tobar marcó 11 tantos, mientras que Rodríguez anotó 10.

Macará de Ambato y 9 de Octubre, dos equipos que desde ya se perfilan como candidatos para recuperar el cupo que perdieron el anterior año, contarán con jugadores imbabureños. Carlos Luis Espinoza y Edisson Recalde Báez.

Espinoza adelantó que el torneo Serie B 2023 será muy complicado.
Independiente Juniors y América de Quito son otros dos equipos que tendrían aporte de jugadores nacidos en la “Provincia Azul”.

Lo último: