La vía hacia Timbuyacu sigue afectada por socavón

La vía que une a las comunidades de San Blas y Santa Cecilia, en Urcuquí continúa dañada, el pasado 27 de octubre, la calzada se hundió producto de un socavón, que impide el tránsito vehicular en el sector. Al ser una vía rural, la intervención le corresponde a la Prefectura de Imbabura, la misma, el lunes pasado, se acercó al lugar y mantuvo una reunión con los moradores y dirigentes de las dos comunidades

Gabriela Vargas , presidenta de la Comuna de Santa Cecilia, comentó que una solución es construir un puente, más no un relleno “como líder de la comuna solicitamos que se construya un puente, porque sería la tercera vez que tenemos este tipo de afectaciones, no queremos que en una próxima ocasión la lluvia viviendas”, dijo la dirigente.

También solicitó que la entidad traslade maquinaria pesada para retirar el material que se encuentra acumulado en la quebrada, en el sector de Santa Cecilia. En la comunidad viven 70 familias, Vargas indicó que, también, es necesario que se construya un muro de contención en la casa de la familia Yacelaga, puesto que no soportaría un nuevo deslave.

Miguel Ángel Haro, director de Obras Públicas del Municipio de Urcuquí, señaló que se habilitó una vía paralela al socavón. Además, indicó que el tramo es de segundo orden y que se contacta con la comuna Santa Cecilia.

Explicó que la afectación se debe a la acumulación de agua en una cuneta, lo que provocó el hundimiento, así mismo, indicó que la recuperación de la vía le corresponde a la Prefectura.

El funcionario dijo que es necesario que es importante retirar el material acumulado en la quebradilla “si no hacemos un desalojo, corremos el riesgo que se vaya la vía secundaria”.

Sobre las acciones que ejecuta el Gobierno Provincial, Haro indicó que personal de la institución realiza estudios para levantar información y así recuperar la vía.

Según información del Cabildo, no hay familias afectadas, ni perdidas económicas. Informó que en una primera instancia entregaron a los moradores kits de alimento, pues el día del socavamiento tres familias fueron evacuadas por su seguridad. Se calcula que, alrededor, de 20 metros de la vía colapsada se encuentra dañada.