Leche materna para disminuir la desnutrición en Ibarra

Bajo el lema “Impulsemos la lactancia materna apoyando y educando”, el personal de salud del Hospital San Vicente de Paúl recorre algunas áreas para dar conocer la importancia de la leche de la madre para el recién nacido.

Daicy Mesa tuvo a su tercer bebé la noche del miércoles y a todos, asegura que les ha dado la leche materna, “es importante darles la leche materna como único alimento hasta los dos años de edad”.

Carlos Guamán, médico pediatra del hospital y líder del servicio de pediatría, explica que la estrategia para estimular a las madres sobre la lactancia materna la desarrollan todo el año. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud celebra cada año la ‘Semana de la Lactancia Materna’ durante los primeros días de agosto y su origen data del año 1990, cuando se unieron 120 países en favor de la madre y el niño.

En esta semana en el hospital realizan estimulación de tipo cognitiva con las madres, brindan charlas y hacen intercambio de preguntas-respuestas.

El pediatra Carlos Guamán comenta también que muchas veces, las madres tienen una falsa percepción de que no tienen leche materna, “en los tres primeros días se produce el calostro, que es una leche espesa, escasa, pero ese poquito es la mejor leche que va a ir al intestino del niño a hacer el estímulo inmunológico que debe tener para que empiece a desarrollar defensas adecuadas”.

“Las madres creen que desde el comienzo van a tener abundante cantidad de leche, pero no es así, está determinado que en los tres primeros días se forma el calostro, del tercero al quinto día hay la leche de transición donde ya hay una percepción de aumento de la leche y desde el quinto día ya tenemos la leche madura, ahí ya tenemos una cantidad adecuada de leche materna que permitirá la lactancia exclusiva”.

Además, el doctor señala que hay que ser “respetuosos de los procesos fisiológicos naturales y empezar hacer que el niño lacte con frecuencia al comienzo, cada vez que él quiera, para que obtenga el calostro”.

De igual forma, el médico pediatra menciona también que es bueno prolongar la lactancia materna lo que más se pueda, “no podemos poner un límite, puede ser un año o dos años, pero mientras haya predisposición no hay ningún inconveniente que el niño siga la lactancia materna”.