Lilian Jara: “Rain Forest Ecuador ha sido víctima de varias calumnias de dirigentes”

Lilian Jara: “Rain Forest Ecuador ha sido víctima de varias calumnias de dirigentes”

La Parroquia Selva Alegre ha sido escenario de una fuerte problemática de tierras en los últimos años, la cual involucra a dos bandos: los comuneros del sector y la Empresa Rain Forest, organismo de origen nacional, que adquirió 9.190 hectáreas de tierra en esta localidad, acción que no ha sido vista con buenos ojos por gran parte de los moradores, pues argumentan que aquella compra sería ilegal y que además la compañía tendría intereses de extracción minera.
Si bien EL NORTE solicitó una entrevista con representantes de la empresa Rain Forest, el mismo día en que los dirigentes selvalegreños se pronunciaron sobre este tema (23 de marzo), aquellos funcionarios manifestaron no estar autorizados para brindar declaraciones, no obstante, nuestro medio de comunicación continuó gestionando una entrevista, en este caso en ENtv, canal digital del Grupo Corporativo El Norte.

Lilian Jara, gerente técnico de Rain Forest, atendió a nuestro pedido este martes 12 de abril, y en defensa de la entidad que representa, aclaró: “Rain Forest del Ecuador ha sido víctima de varias calumnias respecto al tipo de trabajo que está realizando en la zona de Selva Alegre. Por ello, nos hemos visto obligados a aclarar que la empresa es una organización privada que se encarga de la conservación ambiental. Hemos visto la necesidad de generar proyectos de gestión que permitan a la gente tener un mejor desarrollo con la naturaleza. En la zona de Selva Alegre hay una alta deforestación y nuestra idea es trabajar con los comuneros para reconvertir este sitio en lo que era”, explicó, haciendo énfasis en que no tienen ningún tipo de interés minero.

Acerca de la supuesta ilegalidad en la adquisición de las 9.190 hectáreas, Jara aseveró que Rain Forest previo a comprar esta propiedad se aseguró de que todo esté en regla.

“La configuración de estas tierras ha sido realizada por los anteriores propietarios. Nosotros no respondemos ante ellos. Hemos comprado una propiedad de buena fe. Repudiamos el abuso de las dirigencias que no nos dejan explicar a la gente”, finalizó.