Los familiares de Mauricio piden que se haga justicia

El 24 de julio de 2021 un lamentable hecho cambió drásticamente la vida de una familia. El deportista Imbabureño, Mauricio Álvarez, fue atropellado por un autobús mientras se encontraba trotando. Hoy sus seres queridos exigen que se haga justicia por su muerte.

“La Investigación Previa, por el presunto delito de muerte culposa, inició el 27 de julio del 2021. Actualmente han transcurrido ocho meses sin una resolución en este caso, a pesar de tener ya identificado al presunto responsable. Es decir, casi un año sin hacer justicia a favor de Mauricio y de su familia”, manifestó Esteban Velarde, abogado de la Sra. Miriam Pozo, esposa de Mauricio.

Esteban Velarde dice que el mayor problema que están enfrentando es el tiempo. “El caso está próximo a cumplir un año de investigación y aún no se ha formulado cargos a las personas responsables. Mientras tanto, una familia sigue anhelando justicia”, acotó el abogado.

Al preguntarle sobre cómo se encuentra la familia de Álvarez el jurista comentó: “Simplemente devastada. Una menor de edad quedó en orfandad y una esposa en indefensión. Ellos viven cada día con el dolor de ver que no se está realizando justicia”.

Velarde pide a las autoridades pertinentes a que tomen acciones concretas para la protección de los deportistas, de alto rendimiento ecuatoriano, y civiles que andan indefensos cuando practican deportes en las vías.

“Este proceso no se puede dilatar más, peor aún cuando ya se ha identificado a los responsables. No puede dilatarse un proceso por casi un año, esto está vulnerando el debido proceso y la tutela judicial efectiva”, finalizó el letrado.

El sábado 28 de mayo se tenía prevista realizar la reconstrucción de los hechos, pero por ciertos pedidos fue aplazado. Aún no se conoce una nueva fecha.