ES NOTICIA

lunes, 27 mayo 2024
lunes, 27 mayo 2024

Medicina ancestral sigue vigente en Otavalo

Medicina-Ancestral

OTAVALO.- La medicina ancestral, lejos de doblegarse al paso del tiempo, se fortalece en Otavalo. Así lo demuestra un grupo de entendidas en el área, que conforman la Asociación de Parteras Pakarichik Warmikuna. Este particular ente kichwa ofrece atención a las mujeres en proceso de gestación principalmente, pero no le cierra la puerta a aquellos ciudadanos que padecen de diferentes dolencias.

Antecedente
Hace un estimado de 6 años, las sabias mujeres que provienen de diversas localidades del cantón, atienden a sus pacientes en sus actuales instalaciones, ubicadas en las calles Juan de Dios Morales y Guayaquil (esquina), frente a la piscina El Neptuno.

Sin embargo, su labor data de mayor antigüedad, pues se desempeñaban en otros espacios públicos, sumando en total un aproximado de entre 10 y 12 años al servicio de la gente.

“Hace tiempo estas parteras colaboraban en el Hospital San Luis de Otavalo, pero no tenían documentación, entonces vimos la necesidad de gestionar un acuerdo ministerial con el Ministerio de Salud en Quito, para legalizarlas. En aquel momento recibimos la ayuda de la Federación Campesina del Ecuador, y nos lo extendieron en el año 2014”, comentó Rafael Cotacachi, viudo de la ex presidenta de este organismo, Rosa Elena Santillán, con quien impulsaron el proyecto.

Servicios
Según Carmen Bonilla, integrante de la asociación, las 14 parteras que laboran en el establecimiento están capacitadas para atender: control de embarazo, parto, encaderamiento, atención a recién nacidos, limpieza de mal viento y mal de arcoíris, curación del espanto, infusiones medicinales para distintas enfermedades, diagnóstico en cuy, huevo y orina, masajes y curación de lisiaduras, curación de enfermedades como cáncer, próstata y diabetes, entre otras.

“Cuando éramos más jóvenes teníamos cursos en el hospital, eso lo complementábamos con los conocimientos que ya teníamos de nuestros antepasados”, agregó Bonilla.

Usuarios
Vale mencionar que los usuarios de la asociación no son exclusivamente personas del Pueblo Kichwa Otavalo, sino también de origen mestizo. En este contexto, incluso llegaría gente de diferentes cantones de la provincia para acceder a los conocimientos de las experimentadas mujeres, que por cierto en su mayoría son adultas mayores.

“Sufrí un accidente hace unos 15 años que me continuaba causando molestias, como dolor de cabeza, dolor de estómago, vómito, etc. Con el diagnóstico del cuy que me están haciendo he estado mejorando, inclusive me ha ayudado más que los medicamentos que me mandó el doctor hace tiempo atrás que lo visité”, relató María Pinanjota, paciente de la Asociación de Parteras Pakarichik Warmikuna.

Por su parte Elsa Tituaña, valoró la atención que le brindan en este sitio, resaltando que son personas muy preocupadas por devolver la salud a los usuarios.

Es así que si usted desea probar con esta alternativa ancestral, puede acudir de lunes a sábado de 09:00 a 16:00 horas.