Mercedes Ruiz: “La jora es una bebida que preparo con mucho amor”

Entrar a la casa de doña Mercedes Ruiz es como viajar al pasado, el humo de la cocina de leña, el perfume de las hiervas aromáticas y los pondos de barro de más de 100 años pintan un escenario acogedor y emotivo, precisamente es ahí, donde hace más de dos décadas, se prepara la tradicional Chicha de Jora, mejor conocida como la “bebida de los dioses”.

Es que doña Mercedes lleva la jora en las venas, su carisma y alegría son los ingredientes principales al momento de preparar la bebida, actualmente, es la última heredera de su familia que conoce la receta y elaboración de esta chicha de maíz y de otros granos.

Al preguntarle que significa la Jora, sus ojos enseguida se llenan de lágrimas y con un suspiro narra que hacer la chicha es mantener la memoria viva de sus padres, pues fueron quienes le enseñaron, desde su niñez, a preparar la bebida.

“Cuando hay chicha de jora significa que hay riqueza y abundancia en el maíz. Yo preparo a la manera antigua, sigo la receta de mis padres y abuelos ”, mencionó Mercedes.
La casa de doña Mercedes se encuentra en el barrio conocido como Plazoleta Martínez, en centro de Cotacachi, tiene 60 años, tres hijos y dos pequeños nietos.

La cocción de la jora toma más de ocho horas, la harina del maíz amarillo se cocina en leña, con agua y en grandes pailas de bronce, con una cuchara de madera doña Mercedes y su tía Mariana remueven la “mazamorra” . Mientras que en otra parte se cocinan hiervas aromáticas como el limoncillo, canela, cedrón y otras. Luego, se mezclan los dos contenidos y se vierten en los pondos de barro, que están sobre paja que mantendrá la bebida caliente.

Previo a este proceso, doña Mercedes señaló que la elaboración toma más tiempo, en total son cinco meses, pues la jora se siembra desde mayo, luego el grano, cuando ya está listo, se lo seca al sol sobre hojas de jilgirrilla por varios días, cuando el maíz está totalmente seco se tuesta sobre un tiesto de barro, para después molerlo y así obtener la harina con la que se preparar la chica. Doña Mercedes indicó que la jora no lleva panela o azúcar, sino que se endulza con el mismo grano con el que se prepara la chicha, para mantener el dulce coloca sobre la harina piedras selladas.

Durante la siguiente semana, en Cotacachi se celebrará las Fiestas de la Jora. Tres generaciones de la familia de Doña Mercedes preparan la chicha. Calcula que son más de 100 años que preservan esta tradición y espera que en un futuro sus hijos tomen la posta.

Lo último: