Millonarios se lleva un empate valioso ante la Católica de Quito

Millonarios de Colombia le arrebató este jueves un empate valioso 0-0 al ecuatoriano Universidad Católica, en el partido de ida de la segunda fase previa de la Copa Libertadores de América, que se disputó en Quito.

El cuadro Embajador tendió en la cancha del estadio quiteño Rodrigo Paz una propuesta que, sin ser netamente defensiva, tomó todas las precauciones para evitar que los atacantes locales llegaran con claridad a su arco.

El empate dejó con mejores posibilidades al visitante para definir la serie el próximo jueves de local en el estadio El Campín de Bogotá, Colombia.

Sobre el final del primer tiempo, Católica se aproximó con buenas tejidas que complicaron a la defensa visitante, pero los remates de sus atacantes carecieron de precisión. Este tipo de acciones sacó de la monotonía al partido con la que se disputó gran parte del primer tiempo, cargado de faltas y de interrupciones.

La primera opción para gol del partido se la perdió Óscar Cortés que, tras aprovecharse de un error de cobertura de los defensas centrales locales, ante la salida del portero Darwin Cuero, su remate se escapó por el costado derecho del portero, con el que terminó chocándose.

Tras el choque con el atacante, el portero quedó lesionado y el árbitro brasileño Braulio Machado, suspendió por 7 minutos las acciones, para que lo atendieran. Cuero reapareció, pero con varios parches que cubrieron las heridas en su rostro.

El centrocampista local Williams Cevallos ensayó el primer remate contra el arco contrario, al minuto 41, pero el balón se escapó junto al vertical derecho.

Católica elaboró un rápido contraataque entre sus atacantes Cristian Colman e Ismael Díaz que dejó en posibilidad de remate a Aron Rodríguez, cuyo disparo se fue por un costado del pórtico.

Finalmente, el portero Cuero fue reemplazado al comienzo del segundo tiempo por la lesión sufrida y en su puesto ingresó el venezolano Rafael Romo.

Católica creó otra gran oportunidad para gol, pero el remate con golpe de cabeza del panameño Díaz se estrelló en el arco de Álvaro Montero, al minuto 61.

La posesión y el control del juego fue propiedad del equipo ecuatoriano, pero le faltó armonizar mejor su juego y decidirse a rematar al arco contrario, mientras Millonarios dio muestras de que el empate terminaba siendo un buen resultado.

El técnico de Católica, el español Igor Oca, dirigió desde la tribuna porque no cumplió con la documentación para ser avalado desde la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), por lo que en el área técnica estuvo su asistente, el argentino Daniel Neculman.