Murales dan “vida” al cementerio de González Suárez

Con la finalidad de optimizar los espacios públicos, el Gobierno Autónomo Descentralizado Parroquial de González Suárez, en articulación con varios artistas plásticos imbabureños, efectuaron dos imponentes murales en el cementerio de la localidad, a propósito del Día de los Difuntos, que se conmemoró entre el 2, 3 y 4 de noviembre.

“Nos hemos enfocado en dar una bonita imagen a aquellos que nos visitan durante este feriado. La obra igualmente queda para que vengan a observarla a lo largo del año. Queremos que sea un espacio que dé vida al lugar, sobre todo para quienes vienen a compartir con sus seres queridos permanentemente”, manifestó Maritza Tocagón, presidenta de la Junta Parroquial.

En cuanto a las pinturas plasmadas sobre las paredes de ingreso al Camposanto, vale mencionar que los talentosos jóvenes dibujaron una pareja de ancianos en el extremo derecho. La dama es de carne y hueso, mientras que el caballero es un espíritu, como dando a entender que los seres del más allá salen a recibir a los vivos cuando acuden a este lugar.

Con respecto al extremo izquierdo, resalta la figura de un personaje bíblico junto a sus ovejas en medio de un paisaje sin igual. Lleno de naturaleza y color. Ambos murales se extienden a lo largo de las gradas de ingreso, regalando un bonito panorama para los ciudadanos.

“Estamos agradecidos de poder dejar dos grandes murales en el Camposanto de González Suárez. Agradecemos a Robert Inapanta y al GAD Parroquial con quienes se ha articulado estos trabajos”, comentó Juan José Terreros, más conocido en el mundo del arte como Topas, quien fue uno de los autores de estas imponentes obras.

En relación a la percepción de los beneficiarios, Francisco Terán, morador de este rincón rural otavaleño, felicitó la iniciativa e hizo un llamado a la conciencia ciudadana, con el propósito de que se cuide este espacio para que perdure en el tiempo.

“Envío un mensaje al pueblo gonzaleño para que mantengamos estas obras que están embelleciendo a nuestro cementerio. Agradecemos a la Junta Parroquial por este trabajo que va en beneficio del turismo de González Suárez”, dijo.

Cabe señalar que los murales no son la totalidad de la obra, en la parte externa del Camposanto también se pintó la calle de acceso, con diferentes figuras andinas que encendieron el lugar.

En la parte final, es propicio destacar los nombres de los pintores que dejaron su huella en el cementerio parroquial. En este sentido, además del ya mencionado Juan Terreros, estuvieron presentes: Diego Farinango, conocido también como Tuti; Robert Inapanta, cuyo sobrenombre es Raimatr; y Jonathan Mantilla, a quien además llaman Jhompix.
Todos ellos grandes exponentes del muralismo local.