Noche en el cementerio de Tulcán se llenó de visitantes

Una noche con un cielo espectacular deslumbró a centenares de personas quienes llegaron al cementerio José María Azael Franco para disfrutar de los paseos nocturnos organizados por la Municipalidad, en el marco del feriado nacional por Difuntos y Fiestas de Cuenca.

“La belleza de nuestro Cementerio es la mejor del mundo e iluminado parece un castillo en la soledad”, así comentó Nadia Mier mientras las postales revelaban un cielo que hacía juego con las luces del camposanto. Los ciudadanos calificaron de positivo que se realice estás actividades ya que el Cementerio Municipal es un Patrimonio Cultural y aprovechar este espacio dinamiza el turismo y el comercio de la Capital del Ciclismo.

La visita se cumplió la noche del 3 de noviembre en donde los visitantes además pudieron aprender sobre leyendas de Carchi, con interpretaciones teatrales.

El turismo se ha hecho sentir en estos días de feriado donde a través de varias actividades culturales, gastronómicas y de emprendimientos se promueve la reactivación económica de la ciudad. En cuatro sitios de la capital carchense se ubicaron ferias cercanas al cementerio invitando a la ciudadanía a disfrutar junto a la familia de las distintas misas campales, conciertos y propuestas de gastronomía

Para Jessica García, jefa de Turismo, se cumplieron las expectativas. Se realizó el paseo una sola noche para permitir paso a otros espacios de esparcimiento y cultura como conciertos y ferias de exposiciones.