Óscar Segovia tomó la rienda del barrio

Óscar Segovia luce cordial y con ganas. Sus ideas las tiene claras y su plan de trabajo está listo. El joven dirigente es el nuevo presidente del Mirador del Colibrí, uno de los barrios altos de Otavalo, la ciudad de la que se siente orgullo.

Segovia fue electo mediante asamblea barrial como el nuevo presidente. Estará al frente durante los próximos dos años tiempo que tendrá para cumplir su trabajo. “Me motivó meterme en la dirigencia barrial, para buscar el bienestar de todos. Queremos hacer varias mejoras en nuestro barrio”, dice con la seguridad del caso.

Del barrio

Mirador del Colibrí es uno de los barrios del cantón que potenciándolo puede vivir del turismo. Al menos esa es la premisa del sector que está ubicado en el circuito 11 con los barrios Machángara, Rey Loma, Monserrath Alto, Balcón Otavaleño, Santa Anita y Copacabana. Esta clasificación se la dio para trabajar en temas de seguridad, una de las apuestas fuertes de la Alcaldía y Policía Nacional, con la finalidad de luchar contra la inseguridad.

Del lugar

Por su ubicación geográfica este barrio permite ser un paso obligado para llegar al Lechero y a la parroquia de San Pablo del Lago, dos de los íconos turísticos del cantón. También se busca unir a Rey Loma y Buenos Aíres. Al momento se está construyendo el adoquinado de la vía entre Buenos Aires y la parroquia Eugenio Espejo, lo que permitirá a los moradores de este sector tener una conexión directa con el sur del cantón.

La ruta turística permitirá que las familias salgan a caminar y movilizarse en bicicleta, ya que se tendrán todas las garantías del caso para ello.

Alrededor de unas 200 familias son parte de la localidad que va desde el empedrado (principal ingreso) hasta la Línea 5. Segovia estará acompañado por Anita Ramos, vicepresidenta; Javier Alcívar, secretario; Rosa Hernández, tesorera. Pilar Álvarez y Elizabeth Ruiz, serán los vocales.

Desde la municipalidad

Anabel Hermosa, alcaldesa de Otavalo, llegó hasta el lugar para ser parte de la posesión de la nueva directiva. “Cuenten con la alcaldía ciudadana, cuenten con el concejo municipal para apoyar a las mejoras del barrio”, explicó la mandataria.

Las palabras de la autoridad cantonal fueron tomadas por Norma Cabrera, quien fue parte de la directiva anterior.
“Lo que pido es la unión de nuestro barrio para salir adelante. Queremos que desde la municipalidad nos ayuden con la casa barrial”, explicó la moradora del barrio, quien auguró éxitos a los nuevos dirigentes.

Con la legalización de la directiva barrial se da un paso crucial hacia el fortalecimiento de la participación ciudadana y la capacidad de autogestión de las comunidades locales. Desde la municipalidad, seguirá con su compromiso de trabajar de la mano con los barrios que ya tienen a sus directivas legalizadas.

Este proceso tiene como propósito es permitir a los barrios, reactivar, en algunos casos, y crear, en otros, la personería jurídica necesaria para una gestión más eficaz de los presupuestos y la generación de proyectos en beneficio de sus sectores.

Se espera que en este año, se continúe con el proceso democrático en cada uno de los barrios.

Subscribe
Notify of

Lo último: