Otra obra entró en marcha en Bolívar

En el barrio San Joaquín, la Alcaldía de Bolívar ejecuta la obra de adoquinado de la calle principal como parte del mejoramiento vial que se realiza en varios sectores del cantón.

Hasta la fecha el progreso de la obra registra la construcción de 423 metros lineales de bordillos y un muro lateral de dimensión aproximada de 20 metros de largo por 2 de altura que brindará estabilidad a la calzada, informó la municipalidad.

La unidad del barrio y sus moradores ha permitido que los trabajos se desarrollen con dinamismo. En días pasados se organizó una minga para realizar la limpieza de las acequias que conducen el agua de regadío, mismas que fluyen paralelamente a la vía intervenida.

A esto se suma también la colaboración y fraternidad para el personal que se encuentra en el frente de trabajo. Asimismo, en el transcurso de estos días la municipalidad se encargará del movimiento y desalojo de tierras, conformación de subrasante y colocación de la sub base para que el profesional a cargo del contrato continúe con la colocación de 1.301 metros cuadrados de adoquín vehicular, rejillas para drenaje, entre otros.

De esta manera, dijo el Municipio, que la administración actual, encabezada por el alcalde Livardo Benalcázar, cumple con el requerimiento de este importante sector de la ciudad, el mismo que fue considerado, por sus habitantes, como una prioridad dentro del proceso de presupuesto participativo.

“Este adoquinado es un adelanto para el barrio y el cantón, porque este sector es altamente agrícola y todos somos beneficiados. Agradecemos al alcalde porque se están ejecutando las obras”, dijo Wilson Quelal, morador del barrio San Joaquín. Por otra parte, la socialización de obras que ejecutará la Alcaldía en los barrios urbanos continúa. Hace unos días el equipo técnico de la municipalidad también se reunió con los moradores de los barrios San Joaquín y Puntalés Bajo para dar a conocer las obras de mejoramiento vial que se ejecutarán en cada uno.

La intervención que se hace en el barrio San Joaquín complementará la primera etapa que la administración municipal efectuó el año anterior y que constituye un gran beneficio para la movilidad y embellecimiento del sector. Mientras tanto, en el barrio Puntalés Bajo, una superficie de 480 metros cuadrados de empedrado de la vía principal será remplazada por adoquín vehicular; de igual manera esta contará con bordillos, un muro de hormigón en una longitud de 17 metros y rejillas de drenaje. Los trabajos de desbanque, cambio de sub base y red de alcantarillado iniciarán la semana entrante.