«Por un mundo delicioso”, la nueva visión de Alpina para impulsar la sostenibilidad

Con miras al 2026, Alpina comenzó un proceso de transformación y renovación de su ADN Corporativo, para ajustarse a las nuevas necesidades del mercado y continuar apoyando el desarrollo del país bajo una visión de sustentabilidad.

De acuerdo con esta nueva perspectiva corporativa, la empresa que, por más de 26 años ha estado presente en Ecuador, busca fortalecer sus iniciativas empresariales desde tres áreas: sostenibilidad, nutrición y sabor bajo su slogan por un mundo delicioso.

“Esta nueva visión está enmarcada en la generación de una propuesta de valor, dónde las personas son el principal enfoque de Alpina”, explica. Ximena Wagner, Gerente General de Alpina Ecuador

“Queremos estar a la vanguardia ofreciendo, no solo productos deliciosos, de calidad y que cumplen con estándares internacionales, sino un compromiso a largo plazo para cuidar el ambiente, apoyar el crecimiento de los productores locales, y fortalecer la alimentación saludable desde una visión de un mundo delicioso”, expresa la ejecutiva.

El portafolio de quesos y yogures de Alpina es 100% hecho en Ecuador, con una cadena de valor conformada por más de 2.000 familias, que representan a pequeños y medianos ganaderos, centros de acopio, transportistas y técnicos, entre otros colaboradores.

Como parte de su compromiso con el desarrollo local y la generación de empleo, Alpina brinda oportunidades laborales para más de 500 colaboradores, quienes trabajan para consolidar la marca y ubicarla en las principales cadenas de supermercados, micro mercados y tiendas de barrio creando un mundo delicioso.

Desde el ámbito nutricional, la empresa ejecuta iniciativas para fomentar la alimentación saludable y contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, como la erradicación del hambre, con la donación de productos con un alto valor nutricional y delicioso sabor.

De esta forma, ha entablado alianzas con los Bancos de Alimentos de Quito y Guayaquil, y los gobiernos locales de la provincia de Pichincha y Carchi, para entregar más de 30 mil unidades de productos, que han beneficiado a miles de familias de diferentes comunidades del país.

En materia de cuidado ambiental, Alpina ha fortalecido su propuesta mediante la transición hacia empaques, sobrecopas y etiquetas PET, cuya característica principal es que son 100% reciclables y contribuyen significativamente a la reducción de plásticos de un solo uso.

Nutrir un mundo más sostenible para darle sabor a la vida es el propósito que proyecta Alpina para los próximos años, lo que ratifica su apuesta por generar un cambio positivo e inspirar a otras empresas a transformarse y trabajar en la construcción de un futuro próspero para el país y las nuevas generaciones, creando un mundo delicioso.