Prisión preventiva por el crimen de ibarreño en el norte de Quito

Gabriel Alexander caminaba en sentido sur-norte sobre el carril exclusivo de la Ecovía, en la avenida 6 de Diciembre y calle Bosmediano, en el norte de Quito. En sus manos llevaba un teléfono celular y una funda de ‘snacks’.

Eran aproximadamente las 03:00 del último domingo, cuando dos desconocidos lo interceptaron para robarle sus pertenencias. Fiscalía informó que no solo intentaron quitarle el teléfono, sino que cegaron su vida, propinándole una puñalada en la parte superior izquierda del tórax, que le provocó una hemorragia aguda interna por laceración pulmonar, según el informe de autopsia médico-legal.

El teléfono sustraído al joven ibarreño, habría sido clave para que los agentes de la Unidad de Muertes Violentas de la Policía den con el paradero del sospechoso. El aparato estaba encendido y la señal se emitía desde el sector del Comité del Pueblo.

Los uniformados se trasladaron hasta ese sector y cerca de las 13:00 del mismo día, identificaron al sospechoso, quien vestía prendas similares a las que utilizaba uno de los asaltantes que apareció en un video de una cámara de seguridad que registró el asalto, horas antes del operativo.

Los miembros policiales encontraron en poder de Ronaldo José P., de nacionalidad venezolana, el teléfono celular robado a la víctima.

Tras la detención del sospechoso, se desarrolló la audiencia de flagrancia.

El fiscal a cargo de la diligencia expuso los elementos de convicción ante el juez, quien consideró que existen suficientes argumentos para determinar una presunta responsabilidad del procesado en el crimen, por lo que emitió la orden de prisión preventiva.