Este 1 de Mayo se volvieron a exponer exigencias por parte de los trabajadores, quienes reclaman, o mejor dicho, siguen reclamando el cumplimiento de derechos y reivindicaciones olvidadas. Fueron varios los discursos, la mayoría coincidentes con el criterio de que “el pueblo se ha cansado que el Gobierno no resuelva la educación, empleo, salud, seguridad social y la seguridad en sí”. Por eso, los ecuatorianos sienten que las jornadas de movilización van a continuar. Y, si el Gobierno y la Asamblea no rectifican su política, no se dedican a legislar y fiscalizar, lo han dicho, “solo queda el camino de la muerte cruzada, adelantar elecciones y la revocatoria del mandato”. Las advertencias están dadas.