Tuvieron que pasar 77 años para que por primera vez una institución deportiva emblemática de la Capital de la República grite ¡Campeón! Se trata de “papá Aucas”, el ídolo del pueblo que supo capear las adversidades, enfrentar los desafíos y encumbrarse a lo más alto de un torneo difícil enfrentando en la final a otro ídolo como es Barcelona de Guayaquil. Aucas, bajo la batuta del experimentado DT venezolano César Farías, se trazó una planificación que dio frutos. En la parte final la suerte jugó a su favor, pero también el trabajo, disciplina y la responsabilidad jugaron papel fundamental para lograr el objetivo. Nuestro saludo a su fiel hinchada y ahora la historia también se escribe con la A de Aucas.