Las muestras de sacrificio, pundonor y convicción que ha demostrado el ciclista carchense Richard Carapaz es digno de imitar. Definitivamente es un ejemplo deportivo nacional que se ha impuesto con responsabilidad un gran objetivo: ganar nuevamente el Giro de Italia, una de las competencias más importantes del mundo ciclístico internacional. Ayer recorrió 168 Km en la etapa 17 de esta dura competencia y todos vamos viendo lo que hace sobre su caballito de acero. Emociona y hacemos fuerza por este crédito ecuatoriano que sin duda, es el mejor ciclista de todos los tiempos. El ejemplo de Richard Carapaz debe ser comentado, analizado y difundido a nivel de las nuevas generaciones.