En la sesión solemne en homenaje a la Fundación de la Villa de San Miguel de Ibarra hace 416 años, que llevó adelante la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”, núcleo de Imbabura, hubo la certera intervención del historiador ibarreño, Enrique Ayala, quien enfocó lo que fue la Fundación y la Refundación de la Capital imbabureña. Hubo un señalamiento interesante ante lo que falta por hacer en los monumentos y espacios patrimoniales. “Es necesario definir un destino general del casco patrimonial de Ibarra y su centro histórico”, dijo Ayala, al tiempo de mencionar que es necesario jerarquizar y reforzar las instancias municipales dedicadas al Patrimonio. Sin duda, hay mucho por hacer.