El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS)es la entidad que por ley le corresponde llevar adelante el proceso de rendición de cuentas al que deben someterse las entidades públicas, los medios de comunicación, los entes que reciben fondos públicos y las autoridad de elección popular. El objetivo de este espacio es facilitar la transparencia de lo actuado y velar porque haya el acceso directo a todo lo que deben saber las entidades enunciadas para cumplir con la obligación de rendir cuentas y conocer cómo facilitar el acceso de la información hacia los ciudadanos. Desde el mes de enero arrancó el proceso formal que debe cumplir varias fases. Rendir cuentas es una obligación.