Varios sectores de Ibarra están mostrando su creciente molestia por la escasez o ausencia de agua potable en sus hogares, principalmente en horas de la noche. Nadie ha explicado desde la EMAPA-I a qué obedece este problema que en épocas pasadas parecía un problema resuelto, pero el mismo se ha vuelto a presentar, dejando ver a la claras que hay cierta negligencia de las autoridades de la empresa. Fuentes internas hablan de fugas que aun no han sido detectadas. Es necesario que los equipos técnicos y los voceros oficiales pongan más interés en sus responsabilidades y no se dediquen a otros menesteres que poco le interesa a la ciudad. ¿Cuándo se va a normalizar el servicio? es la pregunta.