Los niños son una prioridad. El Estado debe atender sus necesidades y las entidades públicas y privadas deben mirar el desarrollo infantil en todo aspecto. Un buen ejemplo que debe tener apoyo es la implementación de un espacio infantil en la Biblioteca “Alfredo Pérez Guerrero” de la Casa de la Cultura, núcleo de Imbabura, mismo que servirá a los usuarios más pequeños. La intención es “desarrollar la comprensión lectora, enseñar a leer textos de diverso tipo y promover la lectura, transmitir el gusto por leer y la importancia del libro en el desarrollo intelectual y emocional de las personas”. Una silla o una mesa será de mucha utilidad para el espacio infantil. Ayudemos a este noble propósito.