La reactivación económica es esperada con ansia, pero en medio de tantas trabas legales, corrupción enquistada en los estratos públicos y desconocimiento de las tantas alternativas que pueden ser aprovechadas por quienes administran los GAD cantonales y provinciales, seguiremos esperando sentados que alguien ayude para cambiar. En medio de tan sombrío panorama, surge la alternativa de las denominadas alianzas público privadas (APP) que no son sino instrumentos de vinculación de capital privado, que permiten el desarrollo de la infraestructura, dadas las limitaciones de presupuesto en las distintas instancias gubernamentales para alcanzar objetivos concretos. Hay que acudir a ellas…