Hoy más que nunca se requiere el concurso de todos los sectores, autoridades, gremios, de los propios actores políticos que en algunos casos han desaparecido -o se esconden- de la escena pública en estos momentos de preocupación. Los ciudadanos no quieren a sus representantes anclados a los teclados de las computadoras, en el TikTok o en los celulares exclamando preocupaciones, hoy reclaman presencia física para liderar procesos de diálogo y acercamientos que hagan posible los reencuentros, que, en medio de tanta incertidumbre, alcancen a definir lo que significa la palabra “pueblo” que demagógicamente tanto lo pronuncian en campaña. Es hora de actuar o anquilosarse.