Llama mucho la atención la demanda impuesta por Odebrecht a países de la región en donde se admite que hubo pagos ilícitos para beneficiarse.Ya nos referimos al tema preocupante, pues la constructora brasileña admitió en 2016 el pago de sobornos por USD 788 millones en América y dos países de África. Tiempo después salió a la luz que el monto de los pagos ilícitos fue superior. Pero, mientras tanto, los avances de las investigaciones penales contra la compañía en la mayoría de estas naciones han sido parciales o nulos. En Venezuela, a seis años de las confesiones de Odebrecht, el equipo periodístico de “Convoca” revela sobrecostos de hasta 600% en la obra más emblemática de ese país.