La crisis ha llegado a tal punto que la mayoría de ecuatorianos estamos desorientados. ¿Quién tiene la razón y quién la ponderación para pensar en soluciones que abran una puerta para seguir caminando, trabajando, avanzando? ¿El gobierno o la Conaie? Cada uno defiende sus posiciones, sus lineamientos ideológicos, sus conveniencias de grupo o de poder; así mismo desnaturaliza lo obvio: somos ecuatorianos que requerimos vivir en paz, sí en PAZ, incluso, pese a nuestras diferencias ante realidades que están en la mesa de las discusiones. Lastimosamente estamos en el país de quienes no atinan a liderar procesos de acercamientos y entendimientos. Ojalá podamos salir de este pantano.