La reacción que se ha generado en el barrio Los Ceibos de la ciudad de Ibarra ante la pretendida ejecución de una obra prometida en campaña por la actual administración municipal puede tener varias lecturas. La realidad actual luego de la pandemia, obligaría a las autoridades a ser más mesuradas en el gasto público y priorizar acciones que conlleven a la real reactivación de la economía, de la protección de la salud y planes claros de seguridad. Es importante que la socialización de los proyectos, no solo quede en la buena intención de la autoridad de turno, sino que se comparta y se debata con la población para acoger sugerencias. Obviar esos aspectos, solo es contraponerse a la mayoría.