La atención generalizada del país se centra en el partido de fútbol entre las selecciones de Ecuador y Brasil en suelo patrio. Se trata de un encuentro que podría definir una clara cercanía a una nueva participación en un Mundial, esta vez en Catar. Han sido tres participaciones en estas citas y confiamos en que esta vez se pueda ir preparando maletas para estar en esta operación. Sin duda, Brasil ha demostrado siempre que es una potencia futbolística, pero muchas veces los grandes también han caído. Un David del fútbol puede derrotar a un Goliat y eso no debe llamarnos la atención, más aun cuando Ecuador viene demostrando que en los deportes competitivos, claro que podemos. ¡Suerte Ecuador!