Prostitución ambulante cada vez más visible en Ibarra

Las noches en la capital de la provincia, ya no son las mismas. La proliferación de mujeres que prestan sus servicios sexuales cambió la tranquilidad de la ciudad. Sin una política pública clara de seguridad, sin operativos y con funcionarios de la Gobernación, que no pueden actuar, el problema dejó de ser invisible.

Leonela tiene 25 años y vive desde hace 1 año en Ibarra, no encontró trabajo y no le quedó otra que dedicarse a este oficio. “Es mi única forma de tener ingresos”, dice rápidamente sin dar lugar a ser consultada sobre su vida. Su marcado acento dicen que se trata de una ciudadana extranjera.

Su lugar de trabajo está entre el parque de La Merced, Sánchez y Cifuentes desde la Juan José Flores hasta la Juan de Velasco en los exteriores de la Gobernación.

La mujer no quiere hablar, sabe que su situación en el país es irregular y que su actividad es ilegal. Aunque se siente acosada, luce cordial y pide que no le fotografíen.

La historia de Leonela es la misma de un grupo de mujeres que operan durante las noches en Ibarra. Sin embargo hay otro grupo que lo hace desde mañana y tarde entre las calles Alfredo Pérez Guerrero, Sánchez y Cifuentes, Bolívar y Olmedo.

Juan Manuel Córdova, jefe de Seguridad Ciudadana, aseguró que desde la municipalidad no existe una ordenanza que regule el tema. “Ya tuvimos una reunión con Intendencia y Comisaria sobre esta problemática”, comentó.

Para el funcionario el tema es complicado, pues de comprobarse el tema de trabajo sexual, el establecimiento que se está prestando para esto, podrá ser sancionado.
Córdova, confirmó que existen varias alertas sobre el tema. Aunque desde Intendencia, siguen sin pronunciarse, se espera que se realicen operativos de seguridad al respecto.