Proyecto de electrificación para ‘El Garrapatal’

MIRA.- Con la finalidad de evaluar y ejecutar la planificación establecida por la empresa EmelNorte para el segundo semestre de este año y priorización de proyectos para el próximo 2023 para la dotación del servicio de energía eléctrica; Johnny Garrido, alcalde del cantón Mira junto a Jorge Enrique Ponce, presidente ejecutivo de EmelNorte, mantuvieron una importante reunión de trabajo con dirigentes barriales y comunitarios de las parroquias Mira, Juan Montalvo, La Concepción y la comunidad de Mascarilla.

El propósito de la reunión fue conocer las necesidades básicas en lo referente a la ampliación de alumbrados públicos y conexiones domiciliarias.

Las autoridades recibieron los pedidos de los líderes de los barrios: Chontahuasi, La Tola, Loma de Maflas, y las comunidades: San Joaquín, Urbanización Nueva Esperanza, La Portada, San Marcos, El Garrapatal, Mascarilla; cabecera parroquial Juan Montalvo, Piquer, Tulquizán, Santiaguillo; cabecera parroquial La Concepción, Cabuyal, Huaquer, La Loma, Chamanal, Guagrabamba; entre otras y entregaron una respuesta positiva a cada requerimiento presentado.

Estas acciones se cristalizarán conforme al presupuesto establecido para el cantón cuyo monto es de alrededor de 2 millones de dólares, informó el Municipio.

Uno de los proyectos que contribuirán a mejorar la calidad de vida de las familias que integran la Zona Agro-ecoturística Comunitaria “El Garrapatal” con su slogan: “Tierra Productiva de Campesinos Visionarios”, es contar con la dotación del servicio de energía eléctrica.

Ante el requerimiento presentado desde hace varios años por parte de Lauro Lima, presidente de la Zona en coordinación con sus compañeros de la directiva y luego de las inspecciones técnicas realizadas para la respectiva aprobación del proyecto de electrificación; las autoridades compartieron la buena y nueva noticia a los habitantes de “El Garrapatal”, que se destinarán alrededor de 150.000 dólares para llegar al territorio de acuerdo al presupuesto establecido para el 2023.

La Zona la integran alrededor de 40 familias y es considerado uno de los sectores urbanos periféricos que aportan al desarrollo socio económico de la región norte del país.

Además, su principal fuente de ingresos es el trabajo agrícola y frutícola basado en el cultivo de productos de ciclo corto, como permanente, su altitud va desde los 2.200 a los 2.488 msnm, el área cuenta con una extensión de 200 hectáreas de las cuales 90 son cultivables.