Que no se haga costumbre

Una amenaza publicada en un video, que circuló en redes sociales, muestra a sujetos encapuchados, con armas de fuego, exigir a un maestro que promueva de año a los alumnos de una unidad educativa en Imbabura. Leyendo una suerte de manifiesto, los dos individuos dicen pertenecer a una banda de crimen organizado y amenazan con tomar “represalias” si no colaboran con los estudiantes. Lo que podría ser falso es el origen de este tipo de intimidación, pero no deja de preocupar que se vuelva una terrible costumbre, incluso de los estudiantes. En Quevedo un docente de Matemáticas también fue blanco de amenazas plasmadas en pasquines: el caso está en indagación previa.

Subscribe
Notify of