Que nos vaya bien a todos

Los cuatro días de descanso, (no todos) representan una oportunidad de salir a pasear con la familia, pero también de vender un producto, ofrecer un servicio o satisfacer una necesidad. Todo se mueve cuando comienza un feriado, y la tranquilidad de hacerlo en un ambiente de calma y seguridad en fundamental. La enorme tarea que ha venido realizando la Policía y el Ejército para controlar las cárceles y vigilar las calles ha sido digna de aplausos. No bajemos los brazos, mientras las fuerzas del orden cumplen con su deber, hagamos lo mismo nosotros, generemos empleo, dinamicemos la economía, consumamos lo nuestro. Que en este feriado nos vaya bien a todos. ¡Ecuador es un país de paz!

Lo último: