Reciben mantenimiento de baterías sanitarias en Montúfar

En el marco de la iniciativa “Apadrina una Escuela”, la coordinación zonal 1 de Educación, gracias al aporte de la Fundación ChildFund y la Federación de Asociaciones Comunitarias del Carchi, realizaron la entrega del mantenimiento de infraestructura y adecuaciones de agua de seis establecimientos educativos de la provincia, en un evento desarrollado en la Escuela Básica Prócer Manuel Quiroga de la comunidad Conchaguano, en el cantón Montúfar.
Este mantenimiento de infraestructura educativa, de acuerdo a un comunicado, busca salvaguardar la salud de 1.100 estudiantes de los planteles César Borja, Jorge Martínez Acosta, Prócer Manuel Quiroga, Victoria Díez de Galindo, San Isidro, El Ángel.

“Agradecemos por garantizar la salud y bienestar de los estudiantes en este anhelado retorno a clases; a través de la intervención de mantenimiento de baterías sanitarias, señalética e infraestructura”, manifestó Carolina Benavides, estudiante de la Unidad Educativa Jorge Martínez Acosta.

Por su parte, el coordinador Fernando Martínez agradeció a ChildFundEc y a la Federación de Asociaciones Comunitarias del Carchi por ser parte de “Apadrina una Escuela”.
“Su contribución a la educación en beneficio de nuestros niños, niñas y adolescentes permite devolverles un ambiente sano y seguro en el retorno a clases”. indicó el coordinador en su intervención.

La dotación en agua, saneamiento e higiene disminuyen los riesgos de contraer enfermedades, así lo detalla el Ministerio de Educación en su portal web, en la sección Apadrina tu Escuela.

Desde un clavo hasta la construcción de un aula o la mejora de baterías sanitarias contribuye a tener escuelas aptas para que los estudiantes vuelvan a clases en condiciones adecuadas.

La situación económica de muchas familias empeoró con la crisis que generó la pandemia por la covid-19, impidiendo que puedan adquirir útiles escolares o alimentos nutritivos para los estudiantes de la casa.
De igual forma, varias escuelas se encuentran deterioradas o fueron saqueadas durante la pandemia, por lo que actualmente muchas instituciones de la zona norte y a nivel nacional necesitan ayuda.