ES NOTICIA

domingo, 16 junio 2024
domingo, 16 junio 2024

Rodrigo Herrera, un maestro de la escritura teatral contemporánea

Explorar y representar la condición humana, especialmente es sus obras teatrales, es una constante en la vida de Rodrigo Herrera. No hay un término fijo para describirlo, pero como él mismo lo dijo, el que más se acercaría es “irreverente”.

Estudió psicología, pero la danza y el teatro fueron los caminos que eligió como un “salto de fe”.  También es un apasionado de la literatura, fiel lector de Ernesto Sábato y José Saramago. Por su puesto del cine, la pintura y últimamente del ciclismo, una actividad que ha calado en su rutina.

PAG 11 FOTO 3

Obras Teatrales
Hace aproximadamente 12 años fundó su compañía ‘Camino Rojo Danza Teatro’, donde es director y maestro. Un espacio para plasmar sus ideas y, por ende, desarrollar obras de teatro que abordan temáticas existenciales, como el paso tiempo, la realidad o la muerte.

En ese sentido, la primera obra que colocó en escena junto a su compañía fue ‘Atrapados, sin salida’, que en esencia critica el poder controlador de los medios de comunicación ante las masas.

“Nos juntamos actores y bailarines. Escribí el guion e hice la dramaturgia. Había expectativa, y logramos llenar el teatro. La gente salió contenta. Desde ya comencé con mis irreverencias. Hubo cierta controversia, pero fue lo que quería representar en ese momento”, dijo.

Es autor de al menos 10 obras originales, las cuales se presentaron, pero la que considera como una de sus fundamentales, hasta el momento, es ‘Emilya’, que se estrenó hace dos años, en el teatro de la Casa de la Cultura-Imbabura. “Creo que es uno de mis trabajos más profundos, más psicológicos. Aborda del tema de la soledad, la nostalgia, el vacío existencial. La escribí en 9 meses”, explicó.

Rodrigo no para con su producción de guiones, tiene lista una nueva obra denominada ‘Cuerpo y Memoria’, que prevé estrenarla el próximo año.

“Tratará sobre un tipo que está en su última hora de vida, ya viejo. Tiene un flashback, y su memoria se materializa, adquiere un cuerpo. Entonces, mantendrán un diálogo, y recordarán los momentos de su pasado. Además, habrá una personificación del tiempo. Es como la transición de la vida a la muerte”, destacó.

Sus trabajos escénicos también se han presentado a nivel nacional, como en el Festival de las Artes Vivas, en Loja. De igual manera, Rodrigo es uno de los gestores del Encuentro de Zonas Liberadas en Imbabura, un evento que congrega a artistas y producciones de varios rincones del país e, incluso, internacionales.

4

Aficiones
Por otro lado, a más del teatro y danza, la literatura, cine y ciclismo tienen un espacio especial en su cotidianidad. Por ejemplo, en su lugar de trabajo está formando una pequeña librería llamada ‘El Baúl de los Libros’, con títulos que él cree indispensables. “Me encanta la figura del librero, que te recomienda autores y cosas así. Alguien intelectual, pero humilde y tranquilo, con quien puedes charlar. Es uno de mis proyectos a futuro, por ahora es algo pequeño”, comentó.

En el caso del cine, tiene claro a sus directores favoritos y referentes, como Andréi Tarkovski o Darren Aronofsky. Entre sus planes está la dirección en esta rama del arte, aunque ya cuenta con experiencia como director de casting en producciones audiovisuales. Lograr un proyecto cinematográfico es una de sus aspiraciones todavía a cumplir.

Con respecto al ciclismo, una de sus últimas aficiones, que nació como una curiosidad y transformó en un gusto de su diario vivir. “Creo que inicié cuando Richard Carapaz ganó el Giro de Italia. Antes de eso, era ciclista urbano, solo la usaba de medio de transporte. Pero a nivel más profesional, si se podría decir, en 2019. Compré la bicicleta adecuada y el equipamiento, y hago mis recorridos casi todos los días”, finalizó.

Subscribe
Notify of