Sabrina Landázuri, una joven fotógrafa que deslumbra con su arte

IBARRA.- La fotografía es una verdadera pasión para muchos. Pero, ¿cuándo se convierte en arte? Acudí a la magia del internet para encontrar una respuesta, dado que una joven, a la que conocí de casualidad a través del artista Franz Del Castillo, es una apasionada de esta profesión -así lo considero yo- sobre todo cuando miro trabajos que emocionan hasta el más profundo de los sentidos.

“Podríamos decir que está visión de la fotografía como arte viene heredada de la década de los 60 cuando los artistas parecían más preocupados por el concepto y la idea que en la propia materialización de la obra. Por ejemplo, hay artistas que hacen uso de la fotografía para expresar sus emociones”, se conceptualiza.

Quizá ahí está la definición más cercana de lo que es Sabrina Landázuri Abert, joven fotógrafa alemana ecuatoriana, radicada actualmente en la ciudad de Ibarra, provincia de Imbabura.

¿Quién es Sabrina Landázuri Abert?
A Sabrina Landázuri Abert, la conocen somo Sasy Abert dentro de sus redes sociales y el mundo de la fotografía. Tiene 22 años y desde hace 6 años se dedica a la producción fotográfica.

Actualmente estudia comunicación audiovisual en la Universidad de la Rioja, y tiene una agencia de publicidad donde realiza trabajos de producción publicitaria, fotográfica y audiovisual.

Desde muy niña
Sus primeras fotografías iniciaron cuando era una niña y le gustaba replicar fotografías en el celular de su madre que por su profesión como guía turística la llevó a conocer la belleza geográfica del Ecuador y sus rincones en sus primeros años, sin embargo, su afición a la fotografía nació gracias a una cámara fotográfica que heredó de su abuelo desde Alemania.

Esa cámara CANON 400D fue su primera herramienta con la que comenzó a inmortalizar todo lo que veía.

Ecuador y sus encantos
Se inició en el mundo de la fotografía con clases privadas a los 14 años y comenzó captando los paisajes ecuatorianos como las Islas Galápagos y la Amazonía, además de comenzar a realizar varias crónicas visuales de la vida citadina de la ciudad de Ibarra a través de fotografías que narraban el “Modus vivendi” de sus habitantes y las situaciones que convergen en una ciudad andina, misma que es rica en historia, tradiciones y gastronomía.

En las redes
Sus trabajos han tenido la oportunidad de ser vistos y admirados por diversos públicos en América y Europa, sin embargo, las redes sociales y especialmente Instagram, donde está como @sasyabert.ph, han sido las mejores vitrinas para que miles de seguidores admiren sus fotografías y estas den la vuelta al mundo.

Su madre ha sido siempre un soporte para su formación como fotógrafa; gracias a ella adquirió sus primeros instrumentos de producción en Alemania que fueron una cámara y varios teleobjetivos. Su novio Franz Del Castillo le ha dado un apoyo vital en su trabajo y confía en mi en todo momento, señaló Sabrina.