Se mejorará la dotación de agua potable para Antonio Ante

Antonio Ante: 21 millones de dólares invertidos en tres años de gestión

En Antonio Ante se ampliará 8 km redes de agua potable, se cambiarán 8 km de tuberías de abesto de cemento y se sectorizarán 46 km de sectorización del servicio, la Alcaldía firmó, ayer, el contrato del proyecto de sectorización de agua potable, que es parte del Plan Maestro del Municipio. Además, el proyecto contempla el cambio de tuberías de asbesto y cemento que ya cumplieron su vida útil, ya que fueron instaladas en 1970.

La obra beneficiará a más de 8163 moradores del cantón. Ayer, la Alcaldía firmó el contrato para dar inicio a la obra, que se implementará en las seis parroquias anteñas.

La sectorización se implementará en seis parroquias. La inversión para ejecutar la obra es de USD 2,7 millones, el monto fue otorgado a través de un crédito del Banco del Estado, el cual será pagado con recursos propios de la Alcaldía.

Ximena Peñafiel, gerente de la EPAA-AA, explicó que el proyecto de dotación de agua potable es sectorizado, se dividirá al cantón en 46 sectores y colocarán 46 kilómetros de tuberías “ a través de la sectorización se reducirá en un 60% las roturas de las tuberías, al día registramos entre 8 y 10 daños, tanto de redes de distribución, como de domicilios. Ya que técnicamente se podrá controlar la presión del agua, además, nos permitirá tener un control técnico del servicio que brindamos”.

Rolando López, alcalde de Antonio Ante, indicó que el proyecto esperó 50 años. Comentó que el cantón tenía tres problemas, en lo que respecta a la dotación de agua potable, que eran calidad, cantidad y continuidad, puesto que actualmente, el cantón contaba con 145 litros de agua por segundo, cuando la necesidad real era de 165 litros por segundo. Señaló, que actualmente se producen 170 litros de agua por segundo, ya que se cuenta con bombas de captación por segundo, informó que con la sectorización de la red de agua potable se controlará la presión de agua, además, se medirá y controlará técnicamente el consumo, pues contarán con llaves en los seis sitios que serán intervenidos. El desperdicio de agua bajará en un del 47% al 27%.