Supuesto cobro en la Cascada de Peguche genera polémica

OTAVALO.-

Moradores de la comunidad Pucará Alto, parroquia Eugenio Espejo, denunciaron públicamente el supuesto cobro de entradas al lindero sur de la Cascada de Peguche, por parte de la propietaria del terreno, Miury Lema, argumentando que si bien es su propiedad, estos espacios son sagrados, y a lo largo de los años han sido de acceso gratuito.

“Esta situación no sólo es una incomodidad para los que habitamos aquí, sino para toda la comunidad, cantón, provincia, e incluso país. Estos espacios son sagrados, y que estén cobrando a todos quienes pasan por aquí, es algo malo”, expresó Pepe Lema, morador de la zona y hermano de la acusada.

Basados en este malestar, Pepe Lema, acotó que incluso han concurrido a las instancias pertinentes, como la Gobernación, Tenencia Política y Cabildos de la zona, a fin de recibir su ayuda para resolver esta problemática.
En este contexto, cabe mencionar que los comuneros tendrán el martes próximo una audiencia en la Gobernación en donde expondrán el caso al detalle.

“El ingreso a la segunda cascada también nos han cerrado. Este ha sido un camino público por generaciones. Todo esto ahuyenta al turismo. La comunidad de Fakcha Llakta, mis padres, la comunidad de Pucará Alto, yo y todos mismo, hemos pedido a mi hermana que no cobre, pero no ha hecho caso”, aumentó el denunciante.

De igual manera, este miércoles 9 de noviembre, dirigentes de las comunidades involucradas y propietarios de tierras aledañas se reunieron para dialogar sobre este tema y definir acciones a seguir.

“Si no hacemos nada, van a seguir así, han dicho todos. Es tiempo de actuar. Espero que las instituciones públicas también nos ayuden. Ojalá con todo esto salga algo productivo, para que la cascada sea respetada”, añadió.

Versión parte contraria
En representación de la parte contraria, María Bautista, propietaria del terreno contiguo al de Miury Lema, manifestó que no se está cobrando entrada como se dice, sino una contribución voluntaria, que es abierta al criterio de cada persona.

“En cuanto a la contribución voluntaria que solicita mi vecina (Miury Lema), consiste en USD 0,15 o USD 0,25 centavos. Quienes desean dejar esa ayuda lo hacen, quienes no tampoco se les impide el paso. Es voluntario. Este tipo de conflictos vienen desde hace unos años. Ha habido una rivalidad desde mi punto de vista por el aspecto económico. Nosotros como dueños de propiedades que se encuentran en el sitio, hemos tomado la iniciativa de realizar diferentes actividades turísticas y gastronómicas.

Sin embargo hemos visto que con desagrado los vecinos de la misma comunidad nos han obstruido nuestro libre derecho a realizar una actividad económica”, explicó Bautista, quien adicionalmente especificó que estos recursos recaudados son utilizados para hacer el mantenimiento del lugar, en vista de que la comunidad Fakcha Llakta se habría negado a hacerlo, a pesar de ser su obligación.

Como parte de esta situación los comuneros de Fakcha Llakta tomaron la decisión de inhabilitar el puente que cruza del lindero norte al lindero sur de la Cascada de Peguche, con el propósito de que los turistas no pasen a dicho lugar en donde se les “cobra”.